05 octubre 2010

Doping

ADMIRABLE MARGA FULLANA!!

La sombra del doping vuelve a planear sobre el ciclismo, Contandor y los chuletones, Ezequiel y David Blanco el no se como se llama y también Marga Fullana. Desde mi punto de vista me parece que todos están dopados, a unos los pillan y a otros no. El grandísimo Lance Armstrong, pasó de ser un ciclista mediocre al mejor de todos los tiempos, raro y sospechoso. La culpa muchas veces es nuestra queremos que suban y suban y suban, que ataquen, ataquen y atauen y el cuerpo tiene su límite. Plantearos vosotros salir 200km 21 días a medias de cuarentea y largos, con puertos de órdago, imposible hacer con dieta basada en lentejas.

Muchas veces hay que joderse y tener un par de huevos y reconocer los errores. Esto lo demostró Marga Fullana, con gran valentía y desde el primer momento admitió que se había dopado, que había caído en un pozo sin fondo del que intentó salir con “ayuda” del doping, la honra reconocerlo. Caso contrario a esto fue Valverde, juro y perjuró ser inocente, hoy está sancionado por dos años. Por ello creo que los implicados en los últimos escándalos debían tener el valor de reconocerlo, cumplir la sanción y demostrar lo que valen. Doloroso es el caso de los gallegos, dos currantes del deporte, que cuando consiguen algo los pillan, una pena. Además de darle a Feijoo un motivo para deshacer el equipo, seguro que el ejecutivo de Feijoo en el fondo se alegra. De todos modos quiero y deseo que demuestren su inocencia, lo veo complicado, pero la esperanza es lo último que se pierde.

3 comentarios:

Furacán dijo...

Mi opinión la di en el blog de un amigo:
"Difícil tema. Creo que hay un trasfondo cultural en todo esto. El doping no es un problema de 1 deporte, ni de 2, ni del deporte en sí, es un problema de la sociedad que hemos creado que valora más el qué que el cómo, la meta, la imagen, frente al camino.
El problema no es exclusivo de España claro está, pero no me sorprende que aquí se de más, sólo hay que mirar la prensa deportiva, o los medios de comunicación, o los políticos, o los burócratas federativos... si ganas eres el puto amo, te das palmaditas, el presidente te invita a comer, sales en el telediario con el tonto del presentador haciéndote la pelota, te hacen hijo predilecto de tu pueblo, un banco te patrocina y te ponen como ejemplo de ganador... mira que guays somos, los genes españoles, la envidia del mundo mundial...
Nadie va considerar cómo has llegado hasta allí, eso que importa. Ganas y eres guay.
Si no ganas (ya no digo pierdes digo no ganas) eres un fracasado, un aburguesado, o entrenas poco y eres un vago y un golfo o entrenas mucho y eres un pringado. Nadie quiere saber de ti, no eres digno. Nadie te va valorar tu esfuerzo ni tu trayectoria. Estás acabado, no sirves, no vales, adiós muy buenas.

Es así, y lo triste es que esto mismo no sólo ocurre en el deporte de élite sino que lo maman los chavales desde muy temprano. Que alguien vaya ver un partido de fútbol de chavales por ejemplo, menudo espectáculo montan algunos padres.
Ganar a cualquier precio, el leitmotiv de nuestra sociedad y el verdadero cáncer. Llévalo al mundo de la investigación y verás tanto doping (plagio de trabajos, resultados falseados) como en el deporte, llévalo al mundo empresarial y lo mismo (a la política ya no digamos)
Y luego aún hay gente que se rasga las vestiduras ¡que los lleven a la cárcel!
je lo difícil iba ser ver a quien dejamos fuera."

Yo quiero pensar que no todos van dopados, aunque los limpios sean una minoría. En una entrevista a Manzano hablaba de Jose Luis Laguía como un director muy beligerante contra el dopaje. De los que hay no pongo la mano en el fuego por nadie pero por ejemplo yo creo que David Arroyo va limpio porque conozco a su preparador físico (es triatleta) y es un tío que ama el deporte por encima de todo y lo sabe transmitir.

floro dijo...

Otro CAso admirable Sastre, lleva chorrocientos años compitiendo y nunca, nunca se a escuchado nada de nada, ni siquiera insinuado.

José Manuel dijo...

Gran parte del problema está en la cultura que inculcan ciertos entrenadores ya desde juveniles a los ciclistas. Para muestra un botón: no hay nada más que repasar el historial de equipos por donde ha pasado "nuestro" director Alvaro Pino y los casos de dopaje que ha habido en esos equipos, tanto antes, durante como después de su paso por ellos: Kelme, Phonak, Xacobeo...